Contrariado por la noticia del traslado del proyecto de construcción del comando de la Policía Valle al municipio de Palmira, se mostró el alcalde de la Ciudad Señora, Jhon Hárold Suárez Vargas. El mandatario destacó el compromiso de los mandos institucionales, del
Juan Manuel Santos Calderón con el proyecto pero la carencia de predios adecuados impidió que la obra se hiciera realidad.

“Nosotros ofrecimos varios predios a la Policía Nacional, pero ninguno de estos se ajustó a las necesidades” precisó Suárez Vargas. La decisión de escoger la Villa de las Palmas para la construcción de las instalaciones policiales, puso en evidencia el grave problema de Buga en materia de tierras.

“Aquí paso algo que resulta curioso y preocupante a la vez, pues existen propietarios que piensan que en sus tierras hay yacimientos de petróleo, esmeraldas y oro y cuando se les pregunta por ellas fijan precios que resultan exagerados desde todo punto de vista” dijo el burgomaestre y agregó que municipios como Tuluá, Yotoco y San Pedro tienen tarifas por héctarea mucho mas bajas.

“Es tal la magnitud de la situación, que para el municipio ejecutar la construcción de la planta de tratamiento de aguas residuales se tuvo que acudir a la figura de expropiación por vía administrativa” aseguró. Para el alcalde bugueño, el tema amerita que se abra un debate público pues las tarifas desproporcionadas desestimulan la inversión de nuevos capitales que contribuirían al desarrollo de la localidad.

“Lo que nos está pasando con esta determinación de no construir el comando de la policía en nuestro territorio es otro campanazo de alerta que recibimos y que debe llevar a repensar el tema de los precios de la tierra” señaló el mandatario.

No obstante la noticia divulgada por los medios de la capital, el alcalde Jhon Hárold Suárez precisó que seguirá en las gestiones para cristalizar el proyecto en su municipio pues hasta ahora hay solo un ofrecimiento por parte del alcalde de Palmira.