Aunque suene fuerte, los hábitos diarios alimenticios son los que determinan nuestra salud. Qué comemos, a qué hora, con qué frecuencia y en qué cantidades no solo determinan nuestro peso corporal sino que definen nuestra capacidad de concentración y destreza para realizar cualquier actividad diaria.
Según investigaciones de la Organización Mundial de la Salud, el 50% de las personas que sufren de hipertensión arterial, diabetes, problemas cardíacos y gastritis ha desarrollado estas enfermedades por malos hábitos alimentarios, sedentarismo y estrés emocional.

Por si fuera poco, se estima que el 66% de latinoamericanos comen por fuera de casa, debido a sus compromisos de trabajo, lo cual los expone a que su menú diario esté compuesto de una mala nutrición, que producto del afán pone en su bandeja desde comida chatarra en horas tan vitales como el almuerzo y hasta enlatados o embutidos con el fin de optimizar los tiempos.
Para evitar que caigas en este grupo, aquí comparto 4 hábitos para llevar una vida saludable, que fueron seleccionados, redactados y recopilados por médicos, dietistas, entrenadores físicos y un equipo de investigadores de importantes medios de orden nacional.

1. Aliméntate sanamente
Integra alimentos saludables en la dieta que consumes, porque los alimentos que consumas afectarán a la salud del corazón, al peso, al azúcar en la sangre y a los niveles de colesterol, y busca una dieta sana y equilibrada centrada en frutas, verduras, legumbres, cereales integrales, frutos secos y semillas, y proteínas magras, los cuales tendrán un impacto positivo en el organismo.
Una buena hidratación es indispensable, por tal razón es muy importante beber al menos dos litros de agua diarios, ya que el agua ayuda a controlar la presión sanguínea, regula la temperatura corporal, transporta nutrientes y previene el estreñimiento.
2. Realiza actividades físicas
Es importante realizar ejercicio físico entre cuatro y cinco días a la semana, participando en sesiones de dos horas a dos horas y media de ejercicio cardiovascular de intensidad moderada o de una hora u hora y cuarto de ejercicio cardiovascular de intensidad vigorosa, donde ambas se combinen varios días por semana.
Si no estás acostumbrado al ejercicio, deberás de hacerlo progresivamente comenzando con sesiones de quince minutos e ir aumentando gradualmente el ejercicio cardiovascular, como caminar a paso ligero, correr, andar en bici, nadar y realización de elíptica entre otras.
3. Duerme suficiente
Es indispensable dormir al menos siete u ocho horas diariamente, para que tu cuerpo descanse del desgaste producido durante la jornada y se recargue adecuadamente, porque si no existe el descanso adecuado, existirá fatiga, tanto física como mental, y puede llevar a problemas de salud más graves.
4. Aléjate del estrés
Practica técnicas de relajación y respiración, yoga, tai-chi u otras terapias, para desestresar el organismo; de esta manera te librarás de la ansiedad, que afectarán tu organismo y de ser posible, haz un lado todas esas personas negativas que solo te quitan energía y pueden afectar tu autoestima.

Fuentes
http://www.sanitas.es/sanitas/seguros/es/particulares/biblioteca-de-salud/estilo-vida/prepro_080021.html
http://www.dinero.com/edicion-impresa/especial-comercial/articulo/20-habitos-para-tener-vida-saludable/33528
https://www.alimentatubienestar.es/estilo-de-vida-saludable/
http://www.laprensagrafica.com/10-consejos-para-una-vida-saludable
http://www.latam.discovery.com/noticias/rutina-de-ejercicios-para-mantenerte-en-forma-en-siete-minutos/
http://www.biut.cl/belleza-salud/2014/04/conoce-los-10-peores-alimentos-para-tu-salud/
http://espanol.mercola.com/boletin-de-salud/9-alimentos-no-saludables.aspx